Podología preventiva

Plan de prevención para pacientes diabéticos, con problemas circulatorios, trasplantados, sometidos a quimioterapia…, que son especialmente vulnerables al deterioro del pie.

Una revisión podológica anual es imprescindible para mantener la buena salud de nuestros pies, más aún si se trata de pacientes de los denominados “de riesgo” debido a la influencia de algunas patologías sistémicas que sufren y tienen especial repercusión en los pies.

Por ello es recomendable instaurar un plan de prevención podológica siguiendo unas pautas muy sencillas que evitarán muchas complicaciones.

Pacientes más susceptibles:

  • Pacientes diabéticos y con alteraciones vasculares: las alteraciones isquémicas y neurológicas que suelen acompañar a estos pacientes hacen que sean más susceptibles a todo tipo de infecciones dérmicas y ungueales, úlceras e incluso amputaciones.
  • Pacientes oncológicos y trasplantados: la disminución inmunológica a las que se ven sometidos les hace vulnerables ante infecciones, papilomas, desprendimiento de uñas…

Tratamientos frecuentes:

  • Revisión y valoración de cualquier posible alteración de los pies.
  • Valoración vascular.
  • Valoración neurológica.
  • Recomendaciones preventivas.
  • Tratamiento de úlceras.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio